viernes, 7 de febrero de 2014

Frozen, una historia de verdad.

Frozen, una historia de verdad.



Hace unos días vi la nueva película animada de Disney: “Frozen”, y me sorprendí al ver que salía de la sala de cine emocionado y satisfecho. Vi a un señor que  salió tarareando: “Libre soy”, canción principal de la cinta. Lo que me sorprendió fue que no me encontré con una historia como tantas otras, donde la libertad se usa como excusa para que los personajes puedan hacer lo que quieran, sino que el público aprende, con los mismos protagonistas, que las decisiones que tomamos tienen consecuencias en nuestra propia historia y en la de los demás. Por otro lado, es una película donde la verdad triunfa y, junto con el amor, es la que pone orden en la vida personal y en el reino donde viven los personajes.

Desde mi punto de vista la película logra una gran empatía con los espectadores por las emociones y las circunstancias en las que las protagonistas se encuentran. Son dos hermanas, hijas de los reyes de Arendelle. La mayor, Elsa, tiene el don de poder crear hielo y nieve de la nada; y la menor, Anna, es una hermana normal, inquieta y con un gran deseo de ser vista y amada por su hermana mayor, pero esto no se cumple porque Elsa se encuentra en un aislamiento auto implantado por el miedo que tiene de causar daño a los demás con el misterioso don que tiene.

Mientras avanza la historia, y con la empatía ya ganada por ambas protagonistas, le muestran al público que las decisiones que ellas toman por egoísmo están justificadas por las circunstancias que las envuelven. Anna se compromete en matrimonio con un hombre al que apenas conoce. Elsa, al escuchar la noticia en el mismo día de su coronación, se enoja y pierde de imprevisto el control de su poder haciendo surgir del suelo unos picos de hielo que hacen que los convidados se atemoricen. Y al ver que su poder ya no era un secreto, huye a la montaña y ahí descubre que por fin puede ser ella misma sin tener que vivir ocultándose. Es en este momento de la historia donde, a través de la canción: “Libre soy” y, con un cambio de atuendo hecho por ella misma, notoriamente más moderno y jovial, se rebela diciendo que ahora ya es libre y puede hacer lo que quiera. Crea un castillo de hielo, un muñeco de nieve con vida y de paso, sin darse cuenta, congela toda Arendelle. Este momento de la historia me parece crucial, un momento donde quizá la mayor parte de los espectadores se sintieron vinculados con ella porque han tenido experiencias así en su vida, momentos en los que han confundido el libertinaje con la libertad.

Posteriormente aparece en la cinta un nuevo personaje, Kristoff, un joven de la montaña que se burla de Anna por la decisión que tomó de comprometerse en matrimonio con alguien que ni siquiera conocía y a quien, a su vez, llega a admirar por haber ido a buscar sola a su hermana. A través de las bromas y comentarios irónicos de Kristoff, Anna reflexiona sobre su decisión de casarse con un hombre al que apenas conocía. Y Anna, con la ayuda de Kristoff, le hace ver a Elsa que la decisión que tomó, poco madura, de haber salido huyendo a la montaña, dejó en su propio reino el eterno invierno.

No contaré más de la historia ni de su desenlace para no estropearles la película pero me gustaría hacer hincapié en nuestro punto de partida. Como ya lo mencioné, es una historia donde la verdad triunfa y donde el concepto de libertad se presenta de una manera clara, actual y atractiva. Y si profundizamos un poco más veríamos lo que hay en el corazón de los personajes, veríamos que no sólo existe un deseo de libertad exterior, sino también, y sobre todo, un deseo de libertad interior. Pienso que éste es el motivo por el que tanto simpatizamos con los personajes.

“La verdad os hará libres” (Jn 8,32), creo que esta frase abarca una buena parte del mensaje de la película. Todos nosotros buscamos la libertad y, a veces, la buscamos en todos lados menos en la verdad. Y es cierto que en ocasiones la verdad puede ser dolorosa, pero como nos dicen Platón y Tomás de Aquino: “Nada causa más alegría que la verdad”.

La verdad hace libre al hombre, libre de ataduras que otros pueden haber armado para su propio beneficio, como pasa en la película; libre de máscaras que a veces creamos para ocultarle a los demás nuestro verdadero rostro, cuando en realidad el rostro que ocultamos es nuestro mejor rostro; libre de las mentiras que a veces nos envuelven y nos llegan a asfixiar quitándonos el aliento de la vida y la suave brisa del mundo a nuestro alrededor. Sencillamente, la verdad es lo que el corazón busca.

Por ello, cuando terminó la película, me quedé con la satisfacción de haber visto una buena historia donde las protagonistas viven este proceso de liberación que muchas personas experimentan en su vida: es la verdad la que al final nos hace libres.

Tengo la impresión de que poco a poco regresan las historias con buenas enseñanzas, ejemplificando correctamente lo que es la vida humana; y así es cómo la cultura va influyendo positivamente en las personas, en este caso de manera especial en los niños

lunes, 13 de enero de 2014

Mandela long walk to freedom

El estreno mundial de "Mandela, long walk to freedom", que cuenta la vida del líder sudafricano, se presentó el 28 de noviembre
Crédito: Youtube
Sudádrica se preparaba con efervescente emoción para descubrir la película Mandela, long walk to freedom", adaptación de la autobiografía del ex presidente, presentada en Johannesburgo el 28 de noviembre.
Zindzi, una de las hijas de Mandela, describió la carga emotiva de la película, que en dos horas y media rememora la vida del padre fundador de la Sudáfrica actual, desde su infancia hasta su elección en 1994.
"Fue un momento de emoción extrema para mí", confió en conferencia de prensa antes de la proyección dominical reservada a personalidades y ministros.
"En una escena se nos ve a mi hermana y a mí solas en casa después de la detención de nuestra madre. Mi hermana se ocupa de mí, intenta preparar un desayuno o algo parecido. Me ha hecho llorar porque realmente fue así", dijo.
"Esta simple escena me ha recordado todos esos momentos de mi vida en los que sentía la ausencia de un padre, de una madre y la falta de una vida de familia normal, todos esos momentos de soledad sin nadie con nosotros, de tristeza y sin esperar que alguien veniera a ayudarnos", añadió.
"De verdad, era muy duro y creo que necesito verla de nuevo", confió, y saludó la capacidad de la película de resumir un destino que daría para una serie de cientos de episodios. "Es sencillamente increíble", dijo.
Condenado en 1964 por el régimen racista del apartheid y catalogado como terrorista hasta su liberación en 1990, Nelson Mandela pasó 27 años en la cárcel antes de convertirse en un ícono mundial por haber negociado una transición pacífica hacia la democracia y la reconciliación racial.
Primer presidente negro de su país, de 1994 a 1998, cumplió 95 años en el hospital en julio pasado después de pasar muy cerca de la muerte en junio.
Mandela, Long Walk to Freedom no es la primera película sobre MandelaInvictus, de Clint Eastwood, fue un acontecimiento en 2009.
Pero este extenso fresco histórico se distingue por su voluntad de autenticidad sobre la base de un importante trabajo con los archivos del Centro para la Memoria Nelson Mandela. Busca mostrar Mandela en su faceta personal y también familiar.
"Hemos intentado entender los personajes humanos, no los íconos que todo el mundo conoce, y hacer una película sobre la familia, el amor y el perdón", explicó el director británico Justine Chadwick.
Además de celebrar la vida de Mandela, el film muestra a los sudafricanos, muy numerosos en pantalla, en espectaculares escenas multitudinarias que rememoran la violencia que caracterizó al régimen del apartheid. "Mi trabajo consistía en crear una visión de 360° que pareciera real y honrada a la gente representada" en la película, explicó Chadwick.
Presentada en el pasado Festival de Toronto, Canadá, la película se estrenará en Estados Unidos en diciembre, pero el productor Anant Singh quería que antes la viera el público sudafricano. "Espero que la película hable al público que no tuvo que aguantar todo esto (la generación nacida después del apartheid) y a quienes han olvidado casi todo", explicaba a la agencia AFP en Toronto.

lunes, 21 de octubre de 2013

comentario de la pelicula Capitan Phillips

 Captain Phillipps, el nuevo filme de Tom Hanks, retrata heroísmo de marino católico

Hace unos días se estrenó en Estados Unidos el filme “Captain Phillips”, un intenso thriller basado en hechos reales que narra el rescate del capitán de un barco carguero secuestrado por piratas en el año 2009 en las costas somalíes y retrata el heroísmo del comandante Francis Xavier Castellano, quien asegura que su fe católica le ayudó en esa dura prueba.

Castellano estuvo al mando del destructor USS Bainbridge, un buque de guerra estadounidense, durante el exitoso operativo que culminó el 12 de abril de 2009, en la noche del domingo de Pascua.

La historia

El carguero Maersk Alabama fue secuestrado el 9 de abril de 2009. El capitán Richard Phillips –interpretado por Tom Hanks- salvó a su tripulación y su barco entregándose como rehén a los delincuentes. Los secuestradores armados con ametralladoras AK- 47 abandonaron el barco a bordo de un bote salvavidas y durante tres días lo mantienen cautivo.

El comandante Castellano –interpretado por Yul Vazquez– a bordo del buque Bainbridge persiguió a los piratas, entabló comunicación con ellos y trató de calmarlos. La tensión duró 72 horas.

Castellano, un ex monaguillo que ahora sirve como guía, lector y ministro extraordinario de la Comunión, asegura que su fe lo ayudó en ese difícil momento.

"No necesitas ser capitán de un buque de guerra o presidente de una empresa o algo por estilo para ser un héroe”, expresó Castellano en una entrevista a los Caballeros de Colón.

“Cada día podemos hacer algo, poco a poco, para seguir adelante y mostrar rasgos heroicos, solamente siendo auténticos, hombres católicos, hombres de fe”.

“Creo que todos los padres son héroes para sus familias”, dijo Castellano.

“Sus hijos y esposas los admiran. Pienso que nuestro llamado al heroísmo en la vida cotidiana significa ser miembros permanentes de la comunidad, defender lo que creemos, ser modelos a seguir como padres, y modelos a seguir para la comunidad, ayudando a los más necesitados y entregándoles nuestro tiempo".

“Ser padre es algo muy importante junto con las obligaciones que esto implica lo que incluye ser un modelo a seguir para tus hijos, ir a la iglesia, expresar tu fe, rezar con tu familia, y estar ahí cuando te necesiten. Tú quieres ser el mejor para tus hijos, y la mejor manera de hacer esto posible es buscando ser un gran ejemplo para ellos”, añadió.

“Para mi, ser católico es muy importante. Durante la misión de rescate del capitán Richard Phillips, mi fe católica junto con ser un Caballero de Colón jugaron un rol muy importante en lo que yo creía, queríamos traer al capitán Phillips de vuelta a casa para la seguridad de su familia y resguardar el bienestar de todos”, añadió.

Castellano, lejos considerarse un héroe por su participación en el rescate, expresa su admiración por los marinos del Maersk Alabama quienes sin haber recibido entrenamiento para este tipo de situaciones, pudieron recuperar su nave.

lunes, 7 de octubre de 2013

analisis de pelicula Gravity

Gravity”: Algo que contar


Despampanante drama espacial de Alfonso Cuarón que logra una experiencia cinematográfica inmersiva como hacía mucho tiempo que no disfrutábamos. Una joya instantánea, obligatoria.
Los astronautas Kowalski (George Clooney), Stone (Sandra Bullock) y Shariff (Paul Sharma) se ven envueltos en un desastre durante un paseo espacial rutinario. A esforzarse tocan. Alfonso Cuarón nos invita a una espectacular experiencia cinematográfica más allá de los límites de nuestro planeta en “Gravity” (ver tráiler y escenas), tremebunda propuesta que saca los colores a docenas de producciones que, durante los últimos años, han abusado del bolsillo del espectador con el irritante reclamo de la innecesaria tecnología tridimensional como argumento principal para garantizar diversión y emociones. Pamplinas. Las grandes obras se justifican al margen de zarandajas; y este es, probablemente, el mejor ejemplo de lo que llevamos de 2013. El 3D nació para películas como esta.
Sandra Bullock en "Gravity"
«Me siento como un hámster en una lavadora». Técnicamente impecable y despampanantemente realizada, ya desde los primeros compases la historia firmada por el director y Jonás Cuarón conecta con el palco desde el lado humano de la odisea cósmica, con un triplete de trabajadores con los que empatizar por su situación y actitud; el trabajo de montaje, edición de sonido y fotografía es tan claro, lo hace todo tan palpable, que la inmersión en la tragedia es prácticamente inevitable, más aún teniendo el equipo la inteligencia suficiente como para reducir la historia a noventa minutos de vértigo, ciertamente aterradores a pesar de lo forzosamente lírico del entorno que la envuelve.
Fotograma de "Gravity"
Con una banda sonora hipnótica, deformada y abisal que raspa la desquiciante quietud flotante de este trabajo monumental, “Gravity” apunta hacia el horror de la soledad total y hacia el desconcertante dolor de la certeza de una muerte probable e inminente, potenciado todo desde el extraordinario, siempre sorprendente y al parecer inagotable carisma de George Clooney y el esfuerzo de Sandra Bullock, actriz que alterna cal y arena como nadie en el Hollywood de las últimas décadas. Estamos ante una de las grandes aspirantes a los próximos Oscar® ─si todo tuviera lógica y sentido, no lo sería solamente en el apartado técnico─, y ante una gran esperanza artística: la vida no es posible en el espacio; el Cine Mayúsculo, sí. Por supuesto.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Pelicula No se aceptan Devoluciones o Instructions not Included

Comentario de la Pelicula "No se aceptan devoluciones".


El primer  fin de semana de septiembre  llegó la esperada primera película de Eugenio Derbez, No se Aceptan Devoluciones, precedida de un fuerte dispositivo publicitario y de un resonante éxito de taquilla en Estados Unidos.

La película emplea casi todos los elementos que se podrían esperar de Derbez: una historia previsible, que apela a los resortes del humor ya probados, pero con un incesante ritmo narrativo, unos breves toques de melodrama y muchos hallazgos ingeniosoe trata de una película en la que Derbez, aunque debutante como realizador, exhibe su sólida formación en el mundo del cine y se muestra capaz de contar su historia como un hábil narrador.
La anécdota ya ha sido contada en muchas películas: Valentín Bravo (Eugenio Derbez) es una especie de lanchero acapulqueño del siglo XIX, mezcla de Don Juan y gigoló, cuyo “catálogo” de conquistas incluye desde señoras mayores a lobitas chilangas o gringas en furor tropical.

Tiene un miedo patológico al compromiso amoroso. Sin embargo, deberá “comprometerse” a fuerzas cuando una de sus conquistas regresa un año después y le deja a una bebé, Maggie (Loreto Peralta), a la que deberá cuidar y con quien se embarca en un viaje a Estados Unidos como indocumentado en busca de su madre (Jessica Lindsay).
Es obviamente una versión actual del clásico The Kid, de Chaplin, y hasta de Nosotros los pobres, con una Chachita y un Pepe el Toro más actuales, aunque hay que agradecer que Derbez despacha la historia sin hacer hacer paradas muy largas en los puntos melodrámáticos, ¡como sí lo hicieron Chaplin e Ismael Rodríguez!

Pero si Derbez le huye al melodrama en nombre de la comedia ligera, también escapa de la comedia de albures, que paradójicamente hoy se permite en la televisión pero parece estar terminantemente prohibida en el cine “familiar”.
Derbez está determinado a demostrar que conoce bastante de cine, y desde el inicio apunta a una genealogía fílmica que alude al cine “popular” mexicano, con Huglo Stiglitz como el papá “duro” del protagonista que lo somete a crueles pruebas de valor, un modelo imposible de cumplir por la alta exigencia que implica y que parece una declaración de intenciones al hacer un cine para el “gran público”.

La película abunda en referencias para los fanáticos del cine, como un sketch a cargo de Jesús Ochoa en el papel de sí mismo, donde se burla del cine “exquisito”. Sin dejar de lado el Acapulco de Mauricio Garcés, referencias a Cuarón o Del Toro y hasta la aparición sorpresa de personajes del cine popular.

Esta serie de guiños a los cinéfilos, que por cierto incluye dos veces la escena del parque de Kramer contra Kramer (Benton, 1979), hacen que la película resulte plena de hallazgos. Por supuesto, el catálogo de películas de “papás solteros con hijitas adorables” debe incluir a la genial Luna de papel (Bogdanovich, 1973).
A fin de cuentas, lo mejor de Derbez es la creación de personajes y de escenas cómicas, y es allí donde No se aceptan devoluciones nuestra sus mejores cartas, más que en la película como totalidad.

jueves, 18 de julio de 2013

Pelicula Titanes del Pacifico (Pacific Rim)

Titanes del Pacífico



Sección: AcciónComediaFantasíaPelículasPelículas de estreno


Título en inglés: Pacific Rim

Reseña:La aparición de bestias gigantescas que atacan grandes ciudades portuarias como San Francisco y Manila, obliga a la humanidad a organizar una defensa sistematizada.
La civilización entera se ve amenazada por los Kaijus (del japonés: bestias salvajes) seres alienígenas que vienen de otra dimensión a través de un orificio en el fondo del Océano Pacífico que les sirve de “puente” hacia nuestro mundo. Las naciones se organizan para defenderse de esta amenaza global y construyen robots gigantescos llamados Jaegers (del alemán: cazador) para combatir a los enormes monstruos. Estas máquinas deben ser dirigidas por dos personas cuyos cerebros se unen como si fueran uno solo, para estar perfectamente coordinados en la pelea. Uno de los mejores equipos de pilotos que accionan estas máquinas son los hermanos Raleigh y Yancy Becket (Charlie Hunnam y Diego Klattenhoff) quienes desobedecen una orden de sus superiores en el transcurso de una misión, lo que ocasiona una catástrofe que deja a Raleigh desolado y lo orilla a retirarse de esta actividad. Con el paso de los años la cantidad y la eficacia de los Kaijus aumenta, los Jaegers sufren varias derrotas y, ante la gravedad de la situación, el mariscal Stacker Pentecost (Idris Elba), antiguo jefe de Raleigh, lo invita a continuar la lucha desde una base en Hong Kong, acompañado de un equipo de científicos, ingenieros y pilotos Chinos, Rusos y Australianos. En el equipo de científicos está Mako Mori (Rinko Kikuchi) una chica que ejerce una atracción especial en el antiguo piloto.
La creatividad de Guillermo del Toro, quien ha dirigido cintas como El Espinazo del Diablo (The Devil’s Backbone), El Laberinto del Fauno (Pan’s Labyrinth) yHellboy, entre otras, esta vez trae a las pantallas otro universo fantasioso en el que mezcla al Godzilla del cine Japonés de los años ‘50 con los “Transformers” modernos, en un guión bien elaborado de Travis Beacham y el mismo Del Toro. La premisa en torno a la coordinación exacta de dos cerebros trabajando como uno es interesante y, en la vida real, es la base de cualquier trabajo en equipo. Para la creación de los efectos especiales el director mexicano trabajó con la compañía “Industrial Light & Magic”, creadora de los efectos de la saga “Star Wars”. Los resultados son espectaculares, con escenas imponentes que nos dan una sensación lógica del espacio, el tamaño y el peso de los objetos en movimiento.
Aunque el énfasis de la narrativa está en las escenas de acción, el guión contiene dramas personales que sirven para presentar modelos positivos y puntualizar mensajes valiosos de la historia, como la fortaleza de enfrentar los propios miedos y debilidades y la generosidad para sacrificarse en favor del bien común. Contiene asimismo situaciones de humor a cargo de Ron Perlman y Charlie Day que equilibran la narrativa y la hacen más divertida. Merece especial mención el respeto a la intimidad, puesto que una regla fundamental de los pilotos es la de no “merodear” en los recuerdos de su compañero, así como la delicada discreción con la que se plantea el romance entre los protagonistas centrales. Un verdadero acierto del director Del Toro.
Director: Guillermo del Toro
Intérpretes: Charlie Hunnam, Idris Elba, Rinko Kikuchi, Ron Perlman, Charlie Day, Diego Klattenhoff
Año: 2013, Warner Bros.
Género: Fantasía/ Acción/ Comedia/
Densidad de Contenidos Específicos:
Lenguaje ofensivo: Media
Violencia: Alta
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)
*MPAA: The Motion Picture Association of America

lunes, 8 de julio de 2013

Despicable me 2 una pelicula racista. No la recomiendo

Opinión: “Despicable Me 2” desprecia al mexicano

La película más vista de este fin de semana, con $82.5 millones recaudados sólo en concepto de entradas a los teatros, pretende arrancar risas haciendo uso de terribles estereotipos sobre los decendientes de México
Eduardo Pérez, “El Macho” mexicano que antagoniza en
Eduardo Pérez, “El Macho” mexicano que antagoniza en "Despicable Me 
Las madres hispanas lo reiteraban antes: "Los trapos sucios se lavan en la casa". Podía ser cierto que tu hermano se orinara en la cama, aunque ya tenía 8 años, pero ay de ti si se te ocurría llamarle "meón" frente a los vecinos. Peor te iba si lo convertías el asunto en un chiste y provocabas que otros se burlaran de "tu sangre".

"Los trapos sucios se lavan en la casa".

Poco relacionadas están nuestras madres con los musulmanes ortodoxos, esos que vemos arder en las noticias cuando alguien comete lo que, a juicio de ellos, es una falta de respeto al profeta Mahoma. Prenden fogatas, amenazan, queman banderas de otros países, exigen arrestos, hacen lo que sea para evitar que las burlas a Alá se entiendan por el mundo. Censuran lo mismo caricaturas que películas de poca monta. La excusa de que "son hechas con sentido del humor" no importa; lo que sí tiene valor es el impacto que ese material "profano" pueda tener en diversas generaciones.

Una pena que en estos días no recordemos las enseñanzas de nuestras madres y tampoco tengamos ese sentido de protección y orgullo de los musulmanes. Lo escribo porque este fin de semana, mínimo, esperaba una declaración de algún líder de la comunidad mexicana en los Estados Unidos, en las cuales censurara la nueva cinta "Despicable Me 2".

¿Por qué tendría que hacerlo? Cualquiera que haya visto la cinta, sabe a lo que me refiero. Contrario a la primera 'Despicable Me", en esta producción de los estudios Universal el nuevo mega villano, que ansía obtener el control del mundo, tiene una patria: México.



Así las cosas, en momentos en que se debate en el Congreso de los Estados Unidos un proyecto de reforma migratoria, en los cines miles de personas se ríen "del hermano meón"; en este caso, viendo como el reformado "Gru" le pone fin a las aspiraciones del obeso villano mexicano, "Eduardo Pérez", alias "El Macho". Hasta que lo mata y punto.

Nadie diga que le arruiné la película, porque de todos es conocido que en la gran mayoría de estas cintas "familiares", al final el "bien" triunfa sobre el "mal". Si sólo lo hubiesen matado, la indignación no sería mayúscula; era de esperarse. Pero en "Despicable Me 2", antes de que a "El Macho" le llegue la muerte a disparos, la reputación de sus "compatriotas", si así se les pudiera llamar, queda dolorosamente herida.

A continuación, 5 observaciones:
  1. Físico de Eduardo Pérez, "El Macho": Lo presentan obeso, "simpaticón", su barba estilo candado, con la bandera mexicana tatuada en su pecho peludo el cual ilumina con una cadena de oro que grita "negocios turbios". Físicamente luce desagradable, nada que ver con la imagen de otros mexicanos como Luis Miguel, Gabriel Soto o Gael García Bernal. ¿Quién dijo que un villano tiene que ser feo?
  2. El Macho" tiene un hijo, "Antonio": Lo presentan como este jovencito capaz de enamorar a cualquiera -incluida "Margo", la mayor de las niñas adoptadas por Gru-. Para "latin lover" es lo único que sirve pues "Antonio" expresa que su meta es "trabajar" jugando videos las 24 horas del día (osea, andar de vago). Por si eso fuera poco, en una fiesta, "Antonio" comienza a bailar con "Margo" pero, "mexicano al fin", la abandona para irse con otra. Una pena que sea un niño sin madre, porque a la mujer de "El Macho", "Despicable Me 2" no es capaz de presentarla.
  3. La gallina: Quienes hayan visto la cinta "Babel" podrían recordar la escena en que el personaje de Gael García Bernal conduce a la nana hispana y los dos menores estadounidenses a una fiesta mexicana. Y ahí vemos a los niños correr tras las gallinashasta que alguien agarra una y le arranca el pescuezo al frente de los menores. En "Despicable Me 2", las gallinas vuelven a lucir como vitales para la cultura mexicana. Y es que "El Macho", tan grande y tan poderoso, cuenta con una gallina de mascota y precisamente ese animal es el que le vigila sus negocios.
  4. Mentiroso: "El Macho" es un mega villano que fue capaz de engañar al mundo, según revela "Gru". Hacía 20 años que éste había fingido su muerte mientras seguía fortaleciendo su poder, desde la oscuridad, donde tomaba tequila y pillaba billetes con los colmillos de una serpiente. Engañaba a los "gringos" clientes de su restaurante, a los cuales seducía con bailes y comidas, mientras en secreto quería hacerles daño.
  5. Fiesta del 5 de mayo: Si esta no es la peor parte para la cultura mexicana, no sabría mencionar otra. Primero, los invitados bailan al son de Pitbull, aunque eso puede ser perdonado ante la desfachatez de mostrar a algunos de los invitados con sombreros hechos de tortillas, que van picando poco a poco para mezclar con el guacamole. Así, sin la menor medida de pulcritud.

Yo no soy mexicana. Pero he visto que por mucho menos que esto desarrollaron protestas contra la serie de televisión "Work It" y el dominicoboricua Amaury Nolasco quedó sin empleo. Y tan reciente como hace dos semanas, querían cortarle la cabeza a Eva Longoria porque su nueva miniserie, "Devious Maids", supuestamente estereotipaba a las sirvientas hispanas.

Ah, pero las series de estos hispanos no tienen "minions"… Ahí parece que está la clave. Divertir con tonterías para restarle valor a la carga de discrimen racial que permea en al menos 50 de los 98 minutos que dura la cinta.

Lo penoso de la situación, es que ninguna de las series televisivas criticadas antes, tiene el potencial de "Despicable Me 2", líder en recaudaciones en su primer fin de semana en los cines sólo de Estados Unidos y Canadá, con $82.5 millones. A esa fuerza económica se suma el alcance del filme: Los menores que asisten hoy a las salas de cine, serán adolescentes o preuniversitarios cuando entre en vigor la reforma migratoria. A esa fecha, gracias a los avances de la tecnología moderna, habrán visto, al menos 5 veces "Despicable Me 2" (recordemos que los DVD's, tabletas y celulares son las nuevas nanas). Cada vez condenarán a "El Macho", mexicano, por haber tratado de convertir a los divertidos "minions" en seres de odio, repugnantes.

Ojalá y puedan ver más allá de un filme ruin. "Despicable", no más.